¿Cómo organizarse para un nuevo estilo de vida en nuestra formación?

Es evidente que la nueva situación provocada por la pandemia mundial causada por el coronavirus CoVid-19, ha propiciado que se comiencen a establecer nuevas vías para continuar desarrollando nuestras vidas de una forma segura y responsable, siguiendo las indicaciones de distanciamiento social, protección individual y potenciando el teletrabajo y la teleformación.

Esta nueva realidad ha servido para demostrar que las nuevas tecnologías, que están instauradas desde hace tiempo, simplemente requieren de una fase de adaptación al uso de los dispositivos y la capacidad de los usuarios de amoldarse a los programas y aplicaciones disponibles para realizar su trabajo desde su hogar o continuar con su formación académica y profesional desde casa.

La educación digital: nos toca vivir el futuro anticipado

No cabe lugar a dudas de que esta pandemia mundial ha supuesto que la implementación de las TIC en nuestra vida íntima, profesional y académica para poder desarrollar nuestro día a día de la forma más efectiva posible cumpliendo con las medidas de seguridad recomendadas. A su vez, es fundamental tener en cuenta que este salto a la formación digital se iba a producir de un momento a otro, simplemente se ha anticipado por este hecho histórico, que a pesar de lo trágico, hemos de valorar y conducir esta nueva realidad hacia un camino positivo para un mundo más tecnológico y más sostenible.

Los objetivos de la escuela del futuro: la educación digital para crear experiencias de aprendizaje

En 2016 el blog TeachThough publicaba un artículo que llevaba por título 7 Things Schools Of The Future Will Do Well.

Aquí se detallaron una serie de objetivos que debía cumplir la formación del futuro. Son los siguientes:

  • Establecer objetivos relevantes.
  • Crear experiencias de aprendizaje memorables.
  • Gestionar entornos de aprendizaje productivos.
  • Conocer al alumnado.
  • Promover el crecimiento del alumnado.
  • Aprovechar el talento de los maestros y maestras.
  • Construir comunidad.

Es evidente que algunos de ellos, con esta nueva situación es más complejo de gestionar, como es el caso de conocer al alumnado y construir comunidad. Sin duda, herramientas como los foros, las redes sociales y los grupos de discusión favorecen a que se puedan crear vínculos con el alumnado a través de la formación digital.